Eduardo «Coco» Oderigo

Liderazgo | Trabajo en Equipo | Motivación | Valores | Integración | Rehabilitación | Inspiración | Reinserción | Pasión | Auto-Superación | Comunicación | Planificación | Cambio | Superar Adversidades I Disciplina I Compromiso

EDUARDO “COCO” ODERIGO

 

LIDER EMPÁTICO E INSPIRADOR, CREADOR DE “LOS ESPARTANOS”, ABOGADO

 

CONFERENCIA

 

“LOS ESPARTANOS” «Es clave cuando se animan a tacklear. Animate a un grandote que viene corriendo. El día que te animes a entregarlo todo, a lanzarte así, empiezan a generarse los cambios. Piensan: yo puedo. Y también puedo trabajar, estudiar y cambiar mi destino. Les cambia la personalidad»

 

“Un día le dije a uno de los más violentos, el deporte se juega de a quince. No es solamente agarrar la pelota e ir para adelante como si fueses el único. Acá es un equipo. Y empezó a ver que había otros que jugaban muy bien; empezó a confiar en el resto.”

 

“El primer partido que tienen que ganar es contra ellos mismos. Tienen que convencerse de que si ellos no cambian, no pueden cambiar nada. Cuando se tiran para abajo, el equipo los levanta. Generalmente, sale la peor versión de los presos de la cárcel. Queremos que salga la mejor versión de ellos mental, física y espiritualmente.”

 

«No me meto en el discurso de que los presos son víctimas de la sociedad, que no tuvieron oportunidades y sólo les quedó salir a robar. No estoy de un lado ni del otro. No queremos que salgan ni un día antes, pero hay que hacer algo por ellos. Nosotros generamos un vínculo, unimos puntas. También intentamos conseguirles trabajo.»

 

Al principio era todo derribar muros. Primero, salir a jugar a la calle, a una cancha de verdad. Me respondían que era imposible. Luego, empezaron a darse cuenta de que la violencia desaparecía en los que jugaban al rugby, que eran los peores.

 

En estos casi ocho años «nunca nadie del equipo se peleó con otro», Ellos descargan violencia a través del juego. «¿Cómo no se matan?, me preguntan. Van, se tiran a toda velocidad, se chocan y todo termina en ese tackle. ¿Qué pasa adentro de esa cancha que genera todo lo contrario? Parecen señores. Canalizan y descargan la violencia en un ámbito de competencia. El rugby les da sentido de pertenencia. Ellos no pertenecían a nada. Ahora pertenecen a Los Espartanos. Se tatúan el escudo. Están orgullosos. Con este espíritu de equipo se rompió toda la dinámica carcelaria. Vuelven a la cárcel para entrenar. Hoy volvieron a jugar dos que ya están en libertad.»

 

En las 55 unidades penales de la provincia de Buenos Aires hay 33.000 internos con un índice de reincidencia en delitos del 65%, quienes practican rugby en las cárceles solo tienen un índice de reincidencia del 1% ̈ asevera Oderigo, quien destacó que además de Los Espartanos, hay equipos de rugby en otros 18 penales. ̈Los Espartanos Rugby Club ̈ es un proyecto de integración, socialización y acompañamiento a través del juego, los principios y los valores del rugby que comenzó́ en 2009 con los internos de la Unidad Penitenciaria N° 48 de San Martín.

 

Por él han pasado ya más de 450 personas privadas de su libertad que en su gran mayora, han logrado enderezar sus rumbos, siendo el nivel de reincidencias de estos reclusos casi nulo. Actualmente cuenta con un pabellón propio (el N° 8) dentro de la unidad, que aloja aproximadamente a unos 30 internos que practican este deporte. Cerca de 30 voluntarios, muchos ex jugadores, se han sumado a este proyecto que incluye la práctica del deporte los días martes, la orientación y el acompañamiento los días miércoles.

 

El modelo está diseñado específicamente para crear una oportunidad real para los Espartanos de cambiar su vida una vez que estén en libertad: física, laboral y espiritualmente.

 

El Papa Francisco los felicitó y les dijo que lo que hacían, al jugar al rugby, era como aquel canto de los que suben montañas: «En el arte de ascender lo importante no es no caer, sino no permanecer caído».

 

BIO EDUARDO “COCO” ODERIGO

 

Eduardo Oderigo nació el 2 de noviembre de 1970 en Capital Federal. Se crió en Belgrano hasta los 8 años y fue al Colegio Esquiú. Luego, la familia -tiene dos hermanos varones y dos mujeres- se mudó a Martínez y él terminó sus estudios en el Colegio Marín. De padre y abuelo abogados, Eduardo siguió sus pasos y trabajó durante quince años en distintos juzgados.

 

Jugó al rugby en el San Isidro Club desde los 9 hasta los 35 años. En el 2004 su vida dio un giro: conoció́ el Penal 48 de San Martín. La realidad que vio le impacto tanto, que se comprometió́ a enseñar a jugar a los internos su deporte preferido: el rugby. Desde el mes de marzo del año 2009 entrena a “Los Espartanos”, un equipo de rugby integrado por personas privadas de su libertad.

 

“Coco” decidió crear un equipo de rugby integrado por presos, con el propósito de reducir los índices de reincidencia. Elogiada por el papa Francisco, la idea se convirtió en un proyecto exitoso que se expande por el país.

 

El ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari comentó: «Coco está abriendo cabezas y posibilidades de futuro a montones de chicos. Tiene cero afán de protagonismo. Alienta a que se haga en todos lados sin importarle el copyright. Hay que rendirse ante la evidencia: el deporte, el trabajo y la educación bajan la reincidencia».

 

Invitados a una audiencia con el papa Francisco, viajan 30 personas: entrenadores, voluntarios y diez espartanos que ya se encontraban en libertad. «Pensamos que era como la frutilla del postre, pero el Papa nos mandó a seguir trabajando».

 

En 18 cárceles argentinas ya se juega al rugby. Alrededor de 15 empresas colaboran con donaciones o dan oportunidades de trabajo a los jugadores de rugby que salen en libertad

 

«Vamos por más. Mi sueño sería llegar al mundo. Todos ganan con esto: el Estado, los presos y la sociedad en general. Queremos mejorar las canchas en todas las cárceles»

 

En estos años, casi 600 personas privadas de su libertad pasaron por Los Espartanos. «Habrán salido en libertad 450 de los que vinieron con nosotros, pero volvieron sólo 6 -detalla Coco-. En Los Espartanos la cifra de reincidencia no llega al 5%. ¿Qué significa? Hay casi 300 delitos menos: homicidios, robos con armas. Por lo general, cuando salen en libertad, vuelven por un delito igual o peor.

 

En noviembre del año 2017, Eduardo “Coco” Oderigo recibió en Mónaco, de manos del vicepresidente de World Rugby Agustín Pichot, el premio “Award for Character” por el trabajo que viene llevando adelante con Espartanos, el equipo de rugby formado por internos de la Unidad 48 del penal de la localidad de San Martín

Contáctenos